lunes, 16 de enero de 2012

Invierno.




Érase un campo de amapolas,
 érase unos labios inhóspitos,
un invierno desolado,
un tiempo vacío,
un impasse,
un silencio,
un hueco frío,
un amanecer helado,
un abrazo inexistente,
érase un campo de amapolas.






8 comentarios:

  1. Pone la carne de pollito.
    Tan dinámico en la forma, tan rotundo en el color y tan vertiginoso en el fondo. Que sería casi mortal. Si no estuviese tachado, o si uno no pudiese encontrar, entornando los ojos, una copa de buen vino.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ummmm...una copa de vino. Yo pensé más bien en un reloj de arena, de esos en los que, dándoles la vuelta, el tiempo se congela, y los abrazos vuelven a ser cálidos, los abrazos fuertes, los labios acogedores.

    me quedo con la copa de vino, ahora que lo dices :)

    ResponderEliminar
  3. Por fin. Llevo muchos intentos desde ayer y no podía acceder a tus dos últimas entradas. Se colgaba tu blog. Pensé que igual por la música (preciosa por cierto) porque a los demás contenidos del blog sí me dejaba entrar.
    Espero que sólo me pase a mí.
    Lo del reloj está mejor, así los abrazos y los labios vuelven a ser acogedores.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No voy a adularte porque veo una luz debajo de la niebla y la dulzura del error me hace cerrar los ojos. Siento el perfume del opio de tu campo de amapolas y aún retumba el ruiseñor en este jardín invisible.

    ResponderEliminar
  5. Pues no sé qué puede ocurrir. Igual fue cuando estaba de mudanzas en el blog. Te habrás dado cuenta de que lo cambio constantemente, y es que no he encontrado todavía una plantilla que me acabe de gustar.
    La canción es de Muse. A mi me cuesta leer con música, porque tiendo a desconcentrarme, pero a veces hay canciones que se adaptan al poema o al relato y creo que lo enriquecen.
    Te felicito de nuevo yo a ti, por ese poema precioso y profundo que has escrito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡ay Funambulus de mis entretelas! me pondré roja como una amapola jaja o como un campo...
    Cosas preciosas me escribes siempre, da gusto leerte.
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  7. ...por eso "érase", y no es; preciosa delicatessen, versos mustios, mas aún vivos. Ya veo que le pegas a todos los palos, Ángela. Me gusta leerte, ya lo sabes. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ...gracias Castelo. Bueno, el verso me cuesta más, pero lo intento.
    También a mi me gusta leerte.:) beso, compañero.

    ResponderEliminar