jueves, 10 de mayo de 2012

Telarañas por las esquinas...



Cordelia abandonó su blog y se fue a bailar Paquito el chocolatero. A esas páginas desheredadas pronto le nacieron  brotes de malas hierbas, que nadie arrancaba. El moho humedeció las palabras y éstas cobraron un tinte verde muy poco esperanzador. Telarañas en las esquinas y silencios por los rincones. Nació el eco tras los puntos suspensivos. Ramificadas en los espacios interlineales, prímulas rebeldes se abrían en la oscuridad de los pasillos que separan un poema de un microrrelato. Llovió sobre las canciones dedicadas con esmero y copos de nieve cubrieron los títulos escogidos al azar.

El aire gélido se colaba por entre los meses, y, así, enero le arrebató a diciembre el sombrero, febrero bufó irascible y marzo, marzo se rascaba el culo y eructaba soez mientras abril llovía a mil. Las metáforas se mesaban los cabellos, las alegorías sufrieron la gota fría y la hormiga de la fábula se dedicó a la bebida. Las comas y los puntos se rindieron exhaustos, pues Cordelia los había abandonado sin llegar a conocerlos; los acentos se arrojaron por el acantilado reservado al punto y aparte, proclamando su derrota.

Ella bailó hasta que se hizo de día, luego agarró su guitarra y se sentó en su ventana para ver la vida pasar. Un día que hizo mucho viento para estar en la ventana, se asomó a su viejo blog, y las palabras guardaron un obstinado silencio.



31 comentarios:

  1. Entonces, ¿dónde nos hallamos? Qué es mejor. Yo no lo sé porque dudo como un duro o como un burro. De acentos La RAE es asesina, y entre vida y blogger, prefiero, sí, la cervecita. Pero dudo, y en la duda, dejo marcas en la duna.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No creo que el Blog guardara silencio...más bien se alegrarian de volverla a ver...pues todos esos signos gramaticales viven gracias a ella...Cornelia, les dió vida, amor, tiempo y toda su ilusión...un poco de limpieza, ponerlo al día, y lista para su nueva etapa llena de nuevas vivencias, y eso sí, con paquito el chocolatero de música de fondo...un besote preciosa...te felito...tienes mucho arte y es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  3. Desvaríos, qué buenos, no hay nada como dejarse llevar.

    ResponderEliminar
  4. Igor, tú te encuentras en la luna, como siempre jaja
    y te diré muy bajito que yo, entre bloger y vida, elijo como tú esa cervecita helada.

    abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  5. Fibonacci, esto lo escribí hace tiempo. Un día me dio la ventolera y abandoné estas páginas durante un tiempo. Apartada de el blog, lo echaba de menos, y lo imaginaba cubierto de malas hierbas, de polvo y de telarañas. Y en la oscuridad del sueño sé que era su voz la que me llamaba a gritos, implorándome que volviese, más que nada porque los puntos suspensivos ya llegaban demasiado lejos, casi casi al fin del mundo...
    Un abrazo Fibo, es un gran placer verte por aquí.

    ResponderEliminar
  6. Desvarios, josé, ¡que sanos son de vez en cuando!

    oye, acabo de inaugurar tu blog.

    ResponderEliminar
  7. Amiga Angeles, leyendo entre líneas, no se pueden decir más verdades en un texto aparentemente surrealista; me encanta tu
    filosofía.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. El silencio es parte de la música.
    ¿Qué fue de la hormiga? ¿Siguió bebiendo o está en recuperación?

    Las ruinas circulares es un cuento. Guglealo y te toma diez minutos. Es genial.

    ResponderEliminar
  9. Ya ves como creaste un mundo con la magia de tus letras, y aunque quede abandonado a su suerte, mundo queda.

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  10. Ángela:
    Los blogs, como todo, son una realidad dentro de la mente de quienes participan en ellos, no solo de quien lo edita. Son dinámicos, irrepetibles, como los hechos de la vida.
    Si alguien los deja de frecuentar, cualquiera de los individuos citados, deja de generar vivencias.
    Para los lectores se convertirá en una imagen petrificada y reiterada; para el editor, será un hijo abandonado, que bien podría descarrilarse, como has descripto.
    Al retornar a él, ese hijo ya será otro, pues tu visión también lo será.
    Un abrazo de esos, que no dejan que nos abandones al tedio de la repetición.
    (Debes tener un problema con tu Perfil en Blogger, pues tu fotografía ya no sale en las respuestas).

    ResponderEliminar
  11. Eres extraordinaria, querida amiga; una especie de druida de las palabras bellas; me gusta el ritmo que le imprimes a todos tus textos, eso ya te lo he dicho alguna vez; pero no puedo evitar alabar tu genialidad, sé que puede parecer que te halago, no sé decirlo de otra manera, pero es que estas palabras son arte mayor.
    Es un espíritu muy hermoso el tuyo, siento que aprendo cuando te lelo y eso lo valoro mucho en las personas.
    Un beso bien grande, amiga mía.

    ResponderEliminar
  12. Un blog espera como un amante fiel a volver a aspirar el perfume suave que flota, entre cables y letras.
    Una vez, dos y muchas pasan los silencios y miles de ojos esperan con paciencia un poquito de ti.
    Es un mucho para sus almas ávidas de leer algo que consuele, que sorprenda o que haga enfrentar con mejor humor una mañana.
    Me gusta leerte y mucho.
    Me gusta paladear cada una de tus letras, en puro silencio.
    Me llena lo que escribes, lo siento como si fuera lo que yo no sé decir .
    Escribes muy bien, transmites mucho.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. El blog debe macerar, debe dejar ese obstinado silencio. Ha de permanecer en barbecho en paralelo a nuestras mentes. Saturarlo es símbolo de nuestra propia saturación mental.

    Reposo, tranquilidad, relax...y todo fluye.

    ResponderEliminar
  15. Ángela, te felicito.
    Una maravilla de texto que podría estar en el lomo de cualquier blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Un blog no deja de ser nuestro lienzo en blanco, nuestro espacio para crear y que de vez en cuando nos permite alguna que otra excentricidad.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Un texto estupendo. Seguro que las arañas se fueron corriendo después de darte la bienvenida. Está bien eso de tomarse un descansito, si luego se vuelve con fuerza. Yo me lo estoy pensando.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. parafraseando tu entrada anterior, siempre es bueno volver, me gusta tu escrito, saludos Angela

    ResponderEliminar
  19. !!Hola,Angela!!

    MUchisimas gracias por tu visita y por hacerte seguidora del blog,belial-runner y la pasión de lady.

    Me alegro q decidieras desempolvar el blog y seguir adelante.Me gusta como escribes,tienes unos textos muy enriquecedores y, en mi humilde opinión,son letras q pueden cambiar mundos.
    Enhorabuena,te sigo y me quedo contigo.Besos,Angela.

    ResponderEliminar
  20. José María Criado: muchísimas gracias. un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Fernando Garriga:
    Pues si, la hormiguita anda en recuperación, pero creo que alberga el sano propósito de seguir almacenando deliciosas miguitas de pan para el duro invierno. La cigarra llamará a su puerta, una vez más, desnutrida y ojerosa, pidiendo cobijo, y la hormiguita que es un animalito bueno, la dejará pasar y comer.
    jajaja gracias amigo.

    ResponderEliminar
  22. El 3 de enero de este año me dio un locurín y borré mi blog después de 5 años de convivencia más o menos estable. Pero, ay, cuando me enteré de que se podía recuperar... lo hice! ¿Por qué? Sólo las malas hierbas saben la respuesta...

    Que nunca le salgan telarañas a tu blog! Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Muchísimas gracias a todos: os adoro.

    ResponderEliminar
  24. El día que dejás de escribir, las arañas ocupan sus rincones y luego, aburridas, escapan a sitios menos virtuales, como los verdaderos rincones de nuestra casa... o los de nuestro cerebro.
    Podemos dejarlas un tiempo para que cenen unos cuantos bichos raros, pero después hay que limpiar y ventilar.
    Y volver a escribir.
    Genial tu relato, amiga.
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Sergiocossa, cuando dices breve dices bien, cuando te extiendes eres aún mejor. que gran placer es conocerte, y leerte.

    ResponderEliminar
  26. Gilberto intentaré protegerlo de las telarañas malvadas, te lo prometo.

    ResponderEliminar
  27. Arturo tus palabras siempre son muy sabias y me enseñan. Gracias, me quedo con ese abrazo.

    ResponderEliminar
  28. José Cespedes, que te adoro, ea.

    ResponderEliminar
  29. Ines, dices que te gusta como escribo porque digo aquello que a ti te gustaría decir. No lo creo,no te he leído mucho todavía, pero creo que lo haces más que bien.

    ResponderEliminar
  30. Analogias: macerar dices, bien. Maceraré te lo prometo. Lo malo es que soy muy impetuosa y a veces cuando no escribo me suenan las tripas.

    ResponderEliminar
  31. Torcuato, muchas gracias. Iré a ver tu blog.

    ResponderEliminar