viernes, 20 de julio de 2012

Palabras para un amigo







Tengo un gran amigo al otro lado del mundo. Vive en Córdoba (Argentina). No nos hemos visto nunca, solamente en fotos. Tampoco nos hemos escuchado, ni nos hemos abrazado, ni besado, nunca nos hemos tocado las manos,  ni hemos tomado un café. No hemos compartido paraguas, ni tarjeta de autobús. Nunca me ha pasado la sal, no me ha alcanzado un bote de melocotón del estante más alto de la cocina, ni me ha cedido el paso en un buen restaurante, tampoco me ha apartado la silla. No nos hemos cogido del brazo al salir del cine, ni me ha descorchado una botella de buen vino. No me ha sacado jamás una brizna minúscula del ojo, ni me ha limpiado el chocolate de la comisura de los labios. Nunca pudo sacarse la chaqueta para evitar que mis lindos piececitos pisaran un charco. Nunca he podido hacerle mi pastel especial de manzana.
No  me ha dado jamás un beso de buenas noches, ni siquiera sé como luce su sonrisa.

Mi amigo del alma está muy enfermo, muy grave. Su mujer me lo ha confirmado. Y no puedo hacer nada más que esperar, puesto que ni siquiera creo en Dios.

Nos conocimos hace tres años, cuando yo iba en pañales en esto de juntar letras, en un foro de literatura. Las comas y los puntos son, siempre lo han sido, mis peores enemigos. Y él, mi amigo Julio G., como buen paladín tomó mi pañuelo como bandera y se dedicó a la ardua tarea de luchar contra ellos. Desde entonces mis palabras corren libres de obstáculos, obstáculos ceñudos que él cariñosamente va colocando a mi espalda, mientras yo observo las florecillas tiernas del camino. 

Siempre hay una palabra cariñosa en mi buzón, un poema cuidado de su mano, una flor recién cortada al lado de Enviar, un beso cálido, que por la diferencia horaria siempre me llega frío. A cambio yo le prometo siempre perseguirle por estos pasillos virtuales para arrancarle la ropa a mordiscos, y siempre le robo una carcajada.
No puedo darle un beso alentador, ni tomarlo de la mano. Pero si puedo dedicarle este homenaje.

Te quiero,  amigo Julio.

44 comentarios:

  1. Un abrazo para tu amigo y enhorabuena por tu forma de escribir y ver la vida...

    Un beso quitándote el chocolate...

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por valorar tanto la amistad y por este escrito que me ha llegado al alma.
    Vivo circunstancias similares en estos días y te entiendo perfectamente.
    Un abrazo grande para ambos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carlos, por ese beso que me quita el chocolate. Julio es un gran amigo, espero que tenga mucha suerte y salga de esta, en el caso contrario una parte importante de mi se irá con él.
    Los amigos son tesoros incalculables, da igual las franjas horarias, los océanos que nos separen y la distancia, lo que cuenta es el cariño.

    ResponderEliminar
  4. Jugllar, te mando un gran abrazo contra el dolor. Estamos unidos en la tristeza entonces.

    espero que nuestros amigos se pongan buenos y fuertes, para seguir compartiendo este cariño lejano, pero real.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso escrito lleno de una gran ternura como homenaje a un gran amigo.
    Poco ó nada debo añadir, salvo leer y releer tus letras y tomar nota de esa amistad forjada a lo largo del tiempo para aprender que hay vínculos sagrados que nada ni nadie puede romper y alterar.
    Un abrazo para ti Ángela y el deseo de la recuperación de Julio para que siga disfrutando de la vida.

    ResponderEliminar
  6. La buena amistad, aúnque lejana, puede hacer que surja de lo mas hondo de ti este maravilloso homenaje que seguro le ha llegado al corazón como ha llegado al mío.

    "Un amigo es la mano que despeina tristezas." GUSTAVO G. MERINO

    Besos, y animo para Julio.

    ResponderEliminar
  7. Me has dejado sin palabras Angela, esto supera al mejor poema, entiendo tus palabras dado que estando muy mal una amiga a través de este medio me saco del pozo, le voy a estar eternamente agradecido.
    Toda la fuerza la fuerza para Julio y un abrazo grandote para vos.
    Feliz día amiga

    ResponderEliminar
  8. Comento poquito por aquí pero siempre te leo, que disfruto siempre con tus escritos. Pero hoy me has emocionado. Precioso entrada dedicada a un amigo, a la amistad con mayúsculas. Espero que Julio pueda venir otra vez y dejarte sus palabras, sus poemas, sus flores y sus besos, que fríos o cálidos...¡Qué más da! Los besos siempre son bonitos cuando vienen con mucho cariño.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Un gran homenaje a la amistad... reflejado en este escrito tan bello dedicado a ese amigo.

    Que todo le vaya bién, y que pronto esté aquí de nuevo contigo.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Hermosísimo, Ángela. Ojalá que tu amigo se recupere.
    Un beso y un abrazo, por la amistad

    ResponderEliminar
  11. Tu amigo, al leer estas letras, se sentirá orgulloso de ser ese gran apoyo que tienes al otro lado del planeta. Mi enhorabuena por tu texto y un gran empujón hacia arriba para Julio.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Rafael.

    fíjate que hasta este momento puntual no me había dado cuenta de cuanto le quiero y cuan importante es en mi vida.
    Sí, los amigos son sagrados y la distancia no es tan importante.

    ResponderEliminar
  13. José Manuel:

    es algo difícil explicarle al resto del mundo que una amistad que surge por internet es tan válida y tan verdadera como aquella que nace en el lugar de trabajo o de estudios, o en cualquier otro lugar. Lo que importa son las palabras, lo que se cuenta, lo que se ofrece, el cariño y la atención, el mimo, la preocupación. Lo malo es la falta de ese abrazo sin palabras que a veces es tan necesario...


    gracias José.

    ResponderEliminar
  14. El Molí.
    Pues no pierdas de vista a esa amiga que en ese determinado momento te ofreció su brazo, su hombro.

    un beso.

    ResponderEliminar
  15. Margari, Julio es, además de un buen escritor, un gran corrector de estilo. Hemos concursado juntos con nuestros relatos y nos hemos batido en duelo varias veces con poemas encendidos, apasionados, iracundos, y más cosas..., bueno casi siempre yo lograba atraparle y arrancarle la ropa jaja.
    Es todo un lujo mantener un duelo con él, es un tipo elegante, sofisticado, inteligentísimo, brillante y además según él guarda un cierto parecido con Brad Pitt jaja

    Le adoro.

    ResponderEliminar
  16. Inspector Fibo, muchas gracias por pasarse por esta su casa, sé que dispone usted de poco tiempo libre, pues sus casos le requieren.

    recuerdos a Amparito, ¿o era Charito?

    ResponderEliminar
  17. amigo mortal, muchas gracias, siempre tan amable.

    un abrazo considerable.

    ResponderEliminar
  18. Luis: eso espero, que se recupere, Porque es verdaderamente una persona muy bella por dentro, de esta gente que merece la pena. Ya me entiendes.

    como tú...

    beso.:)

    ResponderEliminar
  19. analogías, muchas gracias. Al final a toda esta gente internáutica le acabamos tomando mucho cariño ¿verdad?

    gracias por entender.

    ResponderEliminar
  20. Hay un cariño especial hacia esos amigos que tenemos lejos. Es como si tendiesemos a suplir la distancia que nos separa con un "algo" dificil de definir.

    Si él es tan amante de las letras, te has decidido por el mejor regalo que podrías haberle hecho, no lo dudes.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  22. Ángela:
    Haces honor a tu nombre, eres una sin igual.
    No dudo que si Julio lee esas palabras -eso espero que as{i lo haga- sacará fuerzas de flaquezas para sobreponerse a la adversidad y que tendrá éxito en su empresa. Tal es mi deseo.
    Nunca antes escribiste un post tan importante, pues lo has redactado desde el corazón. Y eso conmueve más que cualquier ficción bien lograda.
    Julio: no te rindas.
    Ángela: piensa en positivo, que a él lo ayudará.
    Mis mejores deseos para ambos.

    ResponderEliminar
  23. Si Rober, hay un cariño especial, quizás sea por esa imposibilidad de darles un abrazo en los momentos más tristes, o la tendencia a idealizarlos al no poder ver su cara mala, qué sé yo...simplemente es así. Lo considero un buen amigo y una excelente persona. Y de momento siempre me ha demostrado eso.

    ResponderEliminar
  24. Si, Arturo, este texto no está demasiado cuidado, ni revisado. Lo he escrito en un momento de tristeza absoluta, de impotencia, por no poder estar cerca de una persona excelente, que pasa por un momento muy malo.

    ResponderEliminar
  25. Esos son los mejores amigos,los que no se olvidan y tienen un lugar en el corazón, que aunque pase el tiempo, perdura y se acrecienta.
    Hermoso homenaje a un amigo, que bien puede ser a todos tus amigos.
    Por lo que dices, es espontáneo, y por lo general esos textos salen redondos, sin errores, aunque cuando se releen, puedan ser mejorados.
    Un placer leer tan buen homenaje, y por estar tan bien escrito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. La amistad suele estar en el aire y puede convertirse en algo muy especial, no es necesario mirarnos a los ojos para saber cuando un alma brilla. Has hablado desde tu corazón, expresando un sentimiento hermoso que seguro él lo tomará de ese aire que respira.
    Gracias por compartirlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Dice mucho de ti este homenaje a tu amigo Julio, el cual espero mejore.

    Te fijaste alguna vez como las aves migratorias vuelan formando una V para contrarrestar las corrientes de aire contrarias a su vuelo? En su largo viaje se van sumando aves a la formacion, y entre todas se ayudan y se van turnando al frente para que el resto descanse. Muchas de estas aves se ven por primera vez, no se conocen, pero saben que volando juntas pueden llegar a salvo a su dentino.

    Deberiamos aprender de ellas y de tu hermoso mensaje de amistad.

    Besos Angela y se feliz!

    ResponderEliminar
  28. Gracias Rober. Para mi también ha sido un placer descubrir tu poesía.

    Claro, esto podría estar dedicado a un amigo y a todos al mismo tiempo.

    ResponderEliminar
  29. Osvaldo, eres un cielo. Mil quinientos besos.

    ResponderEliminar
  30. Gilberto, eso que me cuentas de las aves me ha puesto los pelos de punta: es hermoso. Y realmente ocurre así con los amigos. Ahora es el momento de volar al lado de Julio, y ayudarlo en las corrientes.

    un beso, mi niño guapo.

    ResponderEliminar
  31. Nos encontramos en el camino a las personas que merecemos muchas veces. Seguro que el también se siente afortunado de haberte encontrado.
    Espero que nos cuentes que mejora.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. mentrasleo, cuando sepa que ha mejorado os lo diré, por supuesto.

    muchas gracias por tu presencia.

    ResponderEliminar
  33. Hola, Ángela. Acabo de llegar a tu blog desde el café de Madi, y creo que me voy a quedar. Me has sacado una lagrimita y eso en mí es buena señal. Te mando un saludo y mis mejores deseos para tu amigo Julio.

    Jorge Andreu

    ResponderEliminar
  34. Julio ha mejorado un poco, tuve mucho miedo, pues el pronóstico era muy malo, funesto, pero tiene muchas ganas de vivir, y espero transmitirle con mis locuras muchas más.

    Gracias, nuevo amigo, espero no aburrirte demasiado.

    Jorge Andreu, un placer tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  35. ANGELA un emotivo relato lleno de verdadero amor por un amigo.Me emocioné hasta las lagrimas.
    estoy a unos pocos kilómetros de CORDOBA y rogaré a DIOS por su recuperación
    besos

    ResponderEliminar
  36. Bueno,por fin, mi amigo está mucho mejor. Está ya en casa, descansando y reponiendo fuerzas. Ha perdido peso, está débil, pero ha prometido dejar de fumar y tomar la vida de otra manera.
    De todo esto yo he sacado la conclusión de que la amistad es un sentimiento muy importante, tanto como la consanguinidad, que a veces da frutos más débiles. No por tener sangre similar queremos más a una persona.
    Gracias Mery, Córdoba debe ser un lugar muy bonito, que alberga a gente tan buena de corazón.

    ResponderEliminar
  37. Qué linda esta entrada Ángela, muy buena!
    Por lo que leo en tu última respuesta tu amigo está mejor, me alegro...
    Yo también siempre pienso que la sangre no tiene nada que ver a la hora de querer a alguien. Por lo menos para mí, muchos de mis amigos son más importantes que otra que tiene el rótulo de "familiares".
    Si no conoces Córdoba (Argentina) te recomiendo que si algún día puedes viajes, es una provincia preciosa (y si tienes un buen amigo lo será mucho más).

    ResponderEliminar
  38. uy, Eva, me hace una ilusión enorme, es algo así como un sueño..., pero yo vivo en Barcelona y aún tardaré mucho en viajar hasta allí. ¡Pero quien sabe!
    seguro que es una provincia preciosa, mi amigo Julio me lo dice mucho.
    Y tienes razón, los amigos los elegimos por su bondad, su lealtad y muchas cosas más, no es una relación impuesta.
    Gracias, Eva. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  39. Ángela, siento que se me colara tu blog en mi lista, no sé que ha pasado. Me extrañaba que no hubieses actualizado y le di a seguidores. Y me encuentro con este maravilloso homenaje. ¡No sabes cuánto aprecio tus palabras! Yo he hecho algunas estupendas amistades a través del blog y creo que la distancia no es un inconveniente para una buena amistad.
    Leo que todo va mejor para Julio, seguro que la fuerza y el cariño de amigos como tú le han transmitido la energía para seguir retándote y corrigiendo tus pequeñísimos fallos de puntuación.
    Un besote grande grande para ambos.

    ResponderEliminar
  40. Sí, Mafalda, Julio está un poco mejor. Todavía no está curado pero en ello anda. Es un hueso duro de roer jaja
    Ahora sé cuanto le aprecio.

    ResponderEliminar
  41. Mi amiga del alma, mi querida amiga del alma, si yo pudiera, en estas circunstancias, transmitirte una pequeña porción de mis sentimientos me daría por satisfecho. Pero nunca he sido bueno para esto, y menos ahora que mi mente se escapa por la ventana a cada instante.
    Es muy hermoso lo que has escrito para mí y las palabras me resultan insuficientes para expresarme. Sólo podría hacerlo con un gran abrazo en silencio…

    Pero, como he salido de ésta, prepárate porque pienso seguir persiguiéndote (y disfrutando de que me persigas) por estos intrincados laberintos de las letras. Y que lo sepas: ¡cada tanto te voy a pillar!

    Te quiero, amiga Ángela.
    Un abrazo apretadito

    ResponderEliminar
  42. Muchas gracias a todos los que me enviaron sus mejores sentimientos y deseos. Sin duda, han contribuido a mi recuperación al traer a mi mente y a mi corazón el factor más poderoso en toda sanación: las ganas de vivir.

    Abrazos afectuosos para todos
    Julio

    ResponderEliminar
  43. Julio,a mi me vale, me basta con que vuelvas a estar conmigo por estos extraños mundos de la red, nuestra amistad no entiende de distancias, es fuerte y sana.Sabes que te quiero mucho, mi viejo lobo de mar.
    Y en cuanto a lo de perseguirme: ponte a la cola, porque hay toda una muchedumbre loca por mis huesos jaja.
    Lo malo que todas son mujeres ohhhhhhh

    ResponderEliminar