domingo, 9 de septiembre de 2012

Otoño inspirador

Este poema es algo antiguo, pero muchos no lo conocéis. Escuchadlo con la música. Forman una simbiosis perfecta. Mil besos.


Te espero,
a esa hora en que las copas de los árboles
se funden de oro y ocre,
donde el atardecer, encendido,
se derrama generoso en hebras doradas,
que se cuelan entre las hojas secas
para morir, lánguidamente esparcidas,
entre los guijarros negros.

Sentada estaré, donde el aire huele a otoño,
donde crujen los huesos de las hojas muertas, 
allí te espero,
mientras desgrano estos versos,
que se elevan melodiosos en volutas espirales,
en una comunión perfecta con el viento.

Y aprovecho esta muerte en el pecho
que es el amor rendido,
para escribirte estos versos
y confesarte,
que la oscuridad me acecha con mano infame,
que el brillo diamantino de los árboles
alumbrando el vacío
es la muestra fehaciente
de este sendero lleno de ausencia.

¡Como abrasa esta arena en el pecho!
Soy una sombra blanca 
vestida de amanecer...





60 comentarios:

  1. Asombroso. Es de los poemas que calan dentro. Sting ya es el remate.

    ResponderEliminar
  2. Ays el otoño y tu poema solo me falta una tarde de lluvia y los cristales mojados

    Dos besos

    ResponderEliminar
  3. bello el otoño también, solo que a veces tiene mala prensa. ¿Valorariamos la primavera si no?

    ResponderEliminar
  4. Ne gustó en su momento, me ha gustado ahora y sé que me seguirá gustando.
    Eres genial Angela, te amndo todo mi cariño

    ResponderEliminar
  5. Entre Ocres y Oro, el Otoño se muestra inspirador y conciliador...Cómplice de esta gran Poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. me gusta la cadencia de los versos,me gustan los colores que has usado,me gustan las imágenes que nos devuelven a ese otoño que cada uno guarda dentro.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó!!! La música es verdad que le queda genial...
    Muy bueno, y la foto también...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Mmmm, preciosísimo y delicado poema adornado con Fragile (el tío Gordon tiene toda su discografía en mi casa)y ésta canción en concreto es especial y perfecta para estas letras.

    ResponderEliminar
  9. Llega el otoño y nos trae serenidad al alma y este poema lleno de sentimiento. Precioso, Ángela!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ángela, perdona si "hablo" demasiado. Aún no empecé tu libro, esperándome en el escritorio. Pero ayer mismo, como en otra ocasión ya hice, lo abrí y leí al azar un poema. Te juro que fue este y que me alegra coincidir al encontrarlo hoy aquí también. Amo el otoño, eso aumenta mi admiración para estas letras tuyas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué decir del otoño que no se haya dicho, qué decir de tu poema si todo lo has dicho. Me encanta la melancolía del otoño. Pronto llegará y espero que los pinceles crepiten de ocres. Los tuyos lo hicieron de una manera sublime. Un poema enorme Ángela. Me voy encantada.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Me gusto cuando lo leí, ahora todavía mas
    Lo recordare en el próximo otoño
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Ángela:
    El que lo hayas escrito hace un tiempo, no significa nada; pues siempre será igual de bello y profundo.
    Al escuchar la canción de Sting (conocía su versión en castellano) se me ocurrió que te haya sucedido lo siguiente: al escuchar ciertas canciones, se crea un estado de tranquilidad y de goce de la música, entonces la mente comienza a crear una historia, que está compuesta más de sensaciones que de razonamientos y que se deja llevar por la melodía.
    Es así que, al escuchar repetidas veces el mismo tema, la magia surge.
    Otoño, atardecer, vacío, con su carga metafórica, llevaron al estado de ensoñación con la melodía, la simbiótica Fragilidad, de Sting.
    La música te ayuda a componer un texto. ¿Es así, o solo lo imagino?
    Besos metralleta.

    ResponderEliminar
  14. Es un poema precioso. Muy evocador, como a mí me gustan los poemas y la música que has elegido es perfecta.
    Me voy fascinado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Un gran poema con una música que eleva hacia una tranquilidad llena de sensaciones.
    El otoño trae estas inspiraciones tan bellas.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Y yo que soy una enamorada del otoño, qué puedo decir salvo que me ha encantado el poema...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Precioso poema. Y con lo que me gusta esta época del año... Esta combinación de música y versos me ha encantado!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Una maravilla :)

    Ay... ¡cuántos estamos igual! No sabes lo que me alegra comprobar que tantos amemos Septiembre y el comienzo del otoño jeje

    ResponderEliminar
  19. Hermoso Angela, tu ausencia otoñal con sus colores, me ha encantado. Aquí la primavera se viene abriendo paso y mi universo se tiñe de color.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gumer dice:
    Asombroso. Es de los poemas que calan dentro. Sting ya es el remate.

    Gracias Gumer, viniendo de ti, cazador de instantes, es todo un elogio. mil besos.

    ResponderEliminar
  21. Chica de los labios de fresa.
    Cuando por fin se digne a llegar la mágica lluvia, yo la estaré esperando con mil palabras preparadas. Nada más inspirador que una tarde de lluvia tras los cristales...ummmmm

    ResponderEliminar
  22. ay, Garriga de mi vida, la primavera es maravillosa también. Le he dedicado muchos trabajos. Ella siempre llega vestida de flores con un ramillete de geranios reventones entre los pechos.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Mi bella y misteriosa Madi, muchas gracias.

    un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  24. Pedro Luis, te tengo abandonado. La única excusa que tengo para estas ausencias es que no he parado de escribir y cuando llegan las musas hay que dejarlo todo, que si no se escapan.
    Pero pronto voy a tu blog a dejarte besos y comentarios.

    ResponderEliminar
  25. luna roja, el otro día estuve visitando tu blog y lo que leí me maravilló. Déjame encontrar las palabras adecuadas a un escrito evocador.

    ResponderEliminar
  26. Eva, es cierto, la canción es preciosa.

    muchas gracias niña, por venir, te debo ya una visita.

    ResponderEliminar
  27. Analogy, veo que tus gustos musicales y los míos son muy similares.

    un abrazo, buhita linda.

    ResponderEliminar
  28. Aurora, también tu eres de buho ¿verdad?

    que bien que nos encontremos todos otra vez.

    ResponderEliminar
  29. Luis, mi chico sureño de la sonrisa alegre, que un día quiso embarrarse el pelo para aclararlo,(no sé si esos rizos hubiesen sido una trampa perfecta para los rayos de sol), comer cangrejos y desterrar a la hipocresía para siempre. Un abrazo fuuuuerte.

    ResponderEliminar
  30. Teresa, mi magnífica amiga escritora, gracias por venir y por dejar esas preciosa palabras.

    ResponderEliminar
  31. Lapislázuli, el otoño está llegando ¿no le ves los pies de barro?

    otro beso con olores a tierra mojada para ti.

    ResponderEliminar
  32. Arturo, quería dejar esta explicación ara ti, que me lo has preguntado. Sí, primero fue la canción, y luego el relato.
    Escuchando la música las imágenes vinieron rodadas.
    Sólo tuve que sentarme a escribir lo que la melodía me iba contando al oído.

    un beso metralleta, de esos cariñosos y repetitivos. Por cierto he leído tus dos últimos trabajos, pero me falta comentarlos.

    ResponderEliminar
  33. M. Lo más halagador que me puedes decir es eso: que te vas fascinado.

    muchas gracias.

    ResponderEliminar
  34. Jose Manuel, el otoño trae estas imágenes y muchas aún más nostálgicas, pero eso ya lo iremos viendo.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  35. mientrasleo, ¿eres una enamorada del otoño? guau pues entonces te gustará todo aquellos que vayas leyendo...

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Margari, muchas gracias por venir.
    El otoño llega con su carga de melancolía, con sus árboles mutilados, con el silencio de sus calles, con la tristeza mansa de la lluvia...

    ¿que decir?

    ResponderEliminar
  37. XIII

    llega el tiempo de los parques llenos de hojas secas, de atardeceres dorados con olores a hierba húmeda..., a besos escondidos...

    bien!!!

    ResponderEliminar
  38. El molí!! jaja , es cierto, cuando aquí llega el otoño a vosotros os llega la primavera, esa dama hermosa y fragante, no te quejes.
    mil besos, amigo mio.

    ResponderEliminar
  39. Me paso nuevamente por aquí,para darte un emocionado y agradecido abrazo verbal y virtual,al preciosísimo comentario,que dejaste en mi blog..
    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  40. luna roja, me quedo con ese abrazo y añado otro más. Tu entrada es preciosa, recomiendo a todo el mundo que la lea.

    mil besos.

    ResponderEliminar
  41. Pues sí, lo conozco. Es una de tus genialidades de ocre y oro, y con Sting de fondo, pone los pelillos de otoño.
    Un abracísimo, chica de los ojos de mar y te deseo un otoño tan bello como tu poema.

    ResponderEliminar
  42. Una simbiosis que me ha encantado...un poema precioso a pesar de la tristeza que nos trae esa estación...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  43. Me quedo en tus ocres y dorados de ese atardecer otoñal donde las hojas de huesos crujientes susurran ausencias de amores rendidos en espera. Con Sting... mucho mejor la espera, ¡dónde va a parar!
    El poema es precioso, Ángela. He leído por ahí que está publicado en tu libro, ¿se puede comprar en librerías o es a través de internet? Gracias.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  44. Gracias Julio!!

    y qué desaparecido andas...

    ResponderEliminar
  45. Fibo, a ti más que darte las gracias prefiero darte la enhorabuena por ese gran trabajo que has colgado en tu blog.

    y un beso.

    ResponderEliminar
  46. Mafalda, mi librillo se puede comprar por internet, en Lulu.com o se pude bajar de Amazon por 0,89, creo. La información está arriba a la izquierda en mi blog.

    Gracias por preguntarlo preciosa y mil gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  47. Hola Angela.

    Esta es sin duda la estación a la que más versos he dedicado.El otoño me ha inspirado siempre.
    Este poema tuyo me ha llegado hondo porque me he reconocido en él.Alguna vez escribí cosas como estas,aunque dudo que estuvieran tan bien expuestas como aquí.Me ha encantado.Y también la melodía,aunque por separado,pienso que el poema no la necesita para nada.
    Por último,me vas a perdonar por dejarte un enlace de un poema mío,no lo hago nunca pero esta vez me interesa mucho que lo leas y,si dispones de tiempo,que me dejes tu opinión.Te estaré muy agradecido.

    http://paisajesquerretornan.blogspot.com.es/2011/09/otono.html

    Volveré por tu blog.Gracias por tu visita al mío.

    Saludos muy cordiales.

    ResponderEliminar
  48. que la oscuridad me acecha con mano infame,
    que el brillo diamantino de los árboles
    alumbrando el vacío
    es la muestra fehaciente
    de este sendero lleno de ausencia.

    Tantas veces que me he sentido así y no fui capaz de plasmarlo... Lo doloroso de la vida no es morir, sino sentir la ausencia de lo que te hacía sentir vivo.
    Saludos, Ángela.

    ResponderEliminar
  49. Jerónimo:

    este poema "Otoño" tiene ya dos añitos de vida, y el año pasado por fin pasó a formar parte de una especie de recopilatorio (nunca sé como llamar a ese libro mio). Creo que es el poema que más rápido he escrito, porque me salió directamente del alma, así, sin pararme a respirar, casi sin corregir. Andaba escuchando a Sting, miraba por la ventana, era septiembre y llovía un poco.
    Enseguida me paso a leer ese enlace tuyo, antes déjame decirte que me encanta como escribes. Un abrazo fuerte.:)

    ResponderEliminar
  50. leviathan:

    hay ausencias que son como puñaladas. Nada hay más doloroso que esperar, al final del camino, esa figura que debería llegar pero no viene.
    Jo, si es que el desamor duele de la hostia...

    ResponderEliminar
  51. Que letras, que podrian ir acompañadas de las cuatro estaciones de Vivaldi.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  52. Forbidden, muchas gracias.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Esa música con la voz de Sting es preciosa, muy a propósito para inspirar pensamientos en el otoño que se aproxima.
    Tus letras, una maravilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  54. qué lujazo, me encantó. El amor rendido es una muerte en el pecho, es magistral. Besos

    ResponderEliminar
  55. Rober, muchas gracias.

    un abrazo.

    es curioso, pero como lo escribí con esa canción he intentado leerlo con otro tipo de música, y no me parece el mismo poema.

    ResponderEliminar
  56. "...Soy una sombra blanca vestida de amanecer..."
    ¡Hermoso poema!, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Bellísimos versos y el otoño pictórico y melancólico se conjugan con el amor.

    La foto es preciosa.

    Felicitaciones, Ángela, por tu poema tan pleno de imágenes y sensaciones.

    Un abrazo transatlántico.

    ResponderEliminar
  58. Marta, muchas gracias y mil besos.

    ResponderEliminar