miércoles, 24 de octubre de 2012

Palabras para Julio G. Martín, poeta.



Sí, es cierto, estos días no he escrito nada. Y no es que no tenga ganas, es que tengo la cabeza llena de corrientes de aire, porque alguien ha salido y se ha dejado la puerta abierta.
Julio se ha marchado y estos días ando cabizbaja, porque le echo de menos. Sí, solo era un bloguero de sonrisa franca y ojos marítimos. Un poeta canalla, un malabarista de los versos, un domador de huracanes, un romántico en definitiva. Un hombre enamorado escribiendo sobre el amor.

Yo llegué a su blog una tarde de esas en las que todos los caminos no conducen a Roma; salté de un blog a otro, de una cara sonriente a otra, de un poema a un relato, de una crítica política a un microrrelato erótico, y al final de un callejón oscuro encontré la foto de una chica desnuda acariciando una guitarra, arriba de sus ojos enigmáticos tan solo una palabra, grande, inabarcable: UNIVERSO.
Luego un título sugerente, una sonrisa y un verbo muy canalla y elegante a la vez, una mezcla difícil para la que hay que ser un autentico prestidigitador.
Hoy el mundo me parece un poquito menos interesante, un poquito más feo, porque ese poeta no estará al final del callejón para regalarme rosas y decirme "buen trabajo, ojos de mar"
¿la causa de su muerte? ¡y que importa! quizás el desamor le llenó el corazón de lágrimas ahogando su boca para siempre.
Hemos perdido a un gran poeta, señores, y a un alma buena. Quien tenga fe que rece por él, quien no la tenga que lo busque entre los colores imposibles de un atardecer adormilado, que allí estará...
Hasta pronto, amigo, me niego a decirte adiós.

Perdón por los errores ortográficos, si los hay, el texto está sin revisar. Mil besos a todos.

Os dejo un enlace, por si queréis visitar su blog.



http://juliogmartin.blogspot.com.es/









66 comentarios:

  1. Lo siento, Ángela.
    No conocía a este poeta con blog, pero sí conozco el sentimiento que te embarga, pues ya lo he experimentado en dos ocasiones con dos amigos fallecidos. Lo cierto es que se sufre, porque en este mundo virtual se coge cariño a muchos y si faltan...
    Te abrazo muy fuerte, y tienes todo el derecho a estar triste o a que el texto tenga erratas (que no las tiene).

    ResponderEliminar
  2. Un emotivo recuerdo para un poeta y un amigo.Estoy seguro de que los que escribimos versos tardaremos siempre un poco más en desaparecer de los corazones de aquellos que nos leyeron.

    Mi más sentido pésame.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Sus letras quedarán por siempre Ángela, lo escrito queda y lo humano en cada uno de los que lo amaban.
    Acompaño tu sentir.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Precioso recuerdo,amiga...me uno a tú "hasta pronto", aunqué no llegué a conocer ni leer a Julio García.
    No corrijas el texto, las cosas del sentir no se tocan...además creo que no hay errores.
    Saludos, Angela.

    ResponderEliminar
  5. Ves? Gran homenaje a un gran poeta con esa inmensa mirada que tanta paz transmitía.

    Perfecto, Ángela, estoy convencida de que en este instante sonríe agradecido por tus letras.

    Espero que te haya ayudado a tenerle un poco más cerca.

    Un abrazo grande para ti y Julio, por aquí siempre habrá hueco para ti.

    ResponderEliminar
  6. Lo conocía y comparto totalmente tu pena ante tan temprana pérdida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento mucho, mucho... No lo conocía, voy a visitar el enlace que pones.
    Te dejo un beso Ángela

    ResponderEliminar
  8. Yo no lo conocía Ángela, pero he tenido la oportunidad, estos últimos días de entrar en su Blog y ver "las ganas de vivir" que dejaba en sus versos y en tantos comentarios dejados.
    Nada más diré sino sumarme a vuestro dolor, en esta ausencia, aunque su recuerdo perdurará por siempre en sus escritos.
    Un abrazo especial en esta noche.

    ResponderEliminar
  9. !!Hola,Ángela!!

    No tengo palabras para describir tu texto,me has emocionado.Lo siento,de verdad,no le conocía pero en tu cariño hacia el noto q debió ser un gran ser humano.

    Me alegro de volver a
    leerte.Animo.Muchísimos besitos.

    ResponderEliminar
  10. Ángela:
    siempre es triste la pérdida de todo ser humano; ero, cuando quien se va es alguien que demostraba sensibilidad para ver la vida, como lo es un artista, la pérdida se hace más dura para los corazones que lo conocían; creo que eso es lo que pasa hoy or tu mente.
    El tiempo, sabio como es, ya dejará que esa angustia cambie en dulce recuerdo.
    Apenas pude hojear entre las páginas de su blog, pues a cada palabra leída aumentaba mi tristeza...
    Me alcanzó para comprender tu dolor.
    Un beso chiquito, chiquito, chiquito, como el ánimo de hoy.

    ResponderEliminar
  11. Ti capisco, succede anche a me!! Una felice giornata a te...ciao

    ResponderEliminar
  12. Lo siento muchísimo Ángela. No lo conocía, pero a través de tus palabras siento que se nos ha ido un gran poeta que aún tenía que decir mucho. Se empeña la vida en irse cuando aún somos jóvenes, cuando hay aún tanto para hacer, para decir, para contar... Me paso ahora por su blog, que siempre seguirá allí, con sus versos, sus letras, con su esencia.. Precioso homenaje el que le haces con tu entrada. Y lo siento, lo siento mucho.
    Hoy para ti besotes y un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  13. Sobre la estrella que esté, a esta hora, se estará riendo, con su chica de ojos de mar, por esta descripción tan bella y tan acertada, que haces de él
    Un abrazo gigante Ángela

    ResponderEliminar
  14. Angela, comparto tu dolor, yo conocía a Julio a través del mundo bloguero, nos leímos y comentábamos nuestros respectivos blogs, y siempre escribía bellos comentarios, era muy amable, y sus poesías un mundo enriquecido de sentimientos y de amor.

    Me ha llenado de tristeza su marcha tan repentina, y el mundo bloguero se ha quedado algo vacío con su ausencia, pero desde donde esté, seguirá con nosotros, leyéndonos y acompañándonos Angela.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Isabel:

    este medio, que parece muy frío,nos permite conocer a gente muy especial que comparte nuestra pasión por la escritura, afición que la mayoría de la gente de nuestro entorno cotidiano no entiende, o no comparte. Eso crea unos lazos muy especiales.
    Detrás de esta pantalla hay corazones, hay vidas, hay historias...
    gracias por entenderme.

    ResponderEliminar
  16. Hablaste con el corazón. El poeta debe estar feliz.

    ResponderEliminar
  17. Ha muerto el hombre, pero siempre quedará el poeta.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Jerónimo, bienvenido.
    Cierto es que, como alguien ha dicho por ahí detrás, ha muerto el poeta, pero nos queda su obra y su cariño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Osvaldo, también tú eres un gran poeta, y te aprecio mucho. Gracias por estar, y compartir.

    ResponderEliminar
  20. Castelo no, no lo voy a corregir, porque salió así, directamente del corazón. Y así se queda. Un abrazo enorme, buhito mio.

    ResponderEliminar
  21. Analogias: gracias.

    me ha venido bien tu consejo. Sabia mujer de los ojos bonitos.

    ResponderEliminar
  22. Pedro Luis, sé que lo conocías. Entonces entiendes la pérdida.

    Somos como una gran familia.

    ResponderEliminar
  23. Eva, Julio y sus comentarios te hubiesen encantado. Visita su blog, y te aconsejo sus poemas más canallas que andan por las páginas de detrás.

    gracias ranita.

    ResponderEliminar
  24. No lo conocía Ángela y lo siento. Me he paseado por su página con detenimiento y todo lo que puedo decir es que sus escritos son valientes y sinceros. Una maravilla.

    Es una auténtica lástima cuando alguien de nuestro club de juntapalabras se nos va. Ya me extrañaba tu silencio.

    Un abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  25. Rafael, tú que eres un gran poeta te hubieses llevado genial con Julio, sois dos almas sensibles.

    un abrazo muy fuerte, y en breve te visito, sé que os tengo un poco descuidados.

    ResponderEliminar
  26. Lady Celeste, gracias por los abrazos y por echarme de menos, sois geniales, os tengo que adorar a la fuerza.

    ResponderEliminar
  27. Arturo, mi gran Arturo de los besos de metralleta, sensible amigo. Sé que me comprendes. Al final este mundo nos une, nos junta, a todos nosotros que somos gente en carne viva, que necesitamos escribir porque no sabemos otra manera de vomitar el dolor, la rabia..., de expresar el amor, o el desamor. Sí, su blog es precioso, y aún le quedaba tanto por contar...
    Un abrazo grande, mi amigo.

    ResponderEliminar
  28. Giancarlo,muchas gracias por entenderme.
    otro abrazo para ti y también te deseo una feliz jornada.

    ciao...

    ResponderEliminar
  29. Gracias Margari. Que contento estaría Julio con tantas visitas de mujeres bellas...

    ResponderEliminar
  30. Gizela, nosotras que le hemos leído tantas veces, no olvidemos a ese músico, poeta, dibujante, a ese ser fantástico que era nuestro amigo.

    un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  31. Maria, vamos a echarle mucho de menos ¿verdad?

    ResponderEliminar
  32. james, mi amigo, todos sabemos que estos homenajes solo sirven para exorcizar los demonios del horror que nos produce la muerte. Mientras estamos hablando de él no ha muerto del todo. Y la pena nos obliga a hacer estas cosas.
    Julio no leerá este homenaje, y ni siquiera me siento mejor escribiéndolo. Pero creo que debo hacerlo..., para que todo el mundo sepa que era un gran tipo.

    ResponderEliminar
  33. Jose Manuel, si, tienes razón: nuestras palabras escritas nos hacen un poquito inmortales, al menos en el corazón de los amigos.

    ResponderEliminar
  34. Gracias M. Vuelvo pronto a comentaros.
    He estado un poco silenciosa, es cierto.

    ResponderEliminar
  35. Ha sido una inesperada, desagradable, horrible, no sé cuántos vocablos utilizar para definir esta pérdida. Yo también visitaba su blog, me parecía extraño que no publicara nada ultimamente, jamás pude imaginar el por qué. Has descrito lo que yo apreciaba en él con sólo leerle. Una triste marcha, Ángela. Nos quedan sus letras, fe de que una vez pasó. No lo dejemos en el olvido. Un fuerte abrazo, Ángela.

    ResponderEliminar
  36. Auroratris, si, echaremos de menos a nuestro chico de los ojos azules y del verbo bello.
    Además me dijo que cuando yo fuese a Madrid me iba a invitar a un bocata de calamares,jo, eso nos ha quedado pendiente...

    ResponderEliminar
  37. Perlita mía, te mando una orquídea de abrazos con olor a mar. Lo siento mucho, preciosa.

    ResponderEliminar
  38. Mi estrellita!! cuanto me alegro de verte por aquí, en ésta, mi segunda casa después del foro.

    mil besos para ti, gracias por el abrazo, que me viene muy bien.

    ResponderEliminar
  39. Ángela, he empezado a leer el blog de Julio y realmente sus palabras tienen algo que dejan huella sin duda. Un beso

    ResponderEliminar
  40. Lo lamento mucho Ángela. La verdad que unimos lazos sin darnos cuenta y luego quedan vacíos difíciles de explicar.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  41. Al menos tiene la suerte de no morir en la memoria de algunos y de que tu misma le dediques este obituario. Has hecho su alma un poco más inmortal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Gumer, gracias fotógrafo. Tú tienes una capacidad de mirar profundo...

    ResponderEliminar
  43. mientrasleo:

    Es cierto. Al final es el poder de las palabras....

    ResponderEliminar
  44. Pitt, lo que dices es tan cierto, las palabras están ahí para siempre. Sus versos son imperecederos.

    ResponderEliminar
  45. Me enteré de su muerte en otro blog y ya dije lo que sentía allí, no quiero repetirlo.
    Nos leíamos y comentábamos y eso ya no ocurrirá más...

    En fin, me callo para no ponerme trágico.

    Te leí el otro día y no quise comentar pero hoy me he decidido.

    Besos.

    ResponderEliminar

  46. Gracias Toro.
    Dentro de unos días yo volveré a escribir sobre lo hermosa que es la vida, porque la belleza siempre acaba empujando, y el mundo no se para, y el sol calienta con rabia y la naturaleza florece y todo el mundo retoza entre las sábanas y comemos y reímos y cruzamos la calle y vamos al cine y...
    Pero ahora es el momento de despedir a nuestro amigo. Dentro de cuatro días volveremos a reírnos, a componer versos canallas, relatos de terror, cada cual se centrará en lo suyo, pero hoy es el día de despedirnos de Julio.
    Hay un tiempo para todo...

    ResponderEliminar
  47. Yo no tuve el placer de conocer sus letras, pero sí vi en algún comentario la intensidad de su mirada. Siempre es un golpe la muerte de un amigo. Lo siento mucho Ángela.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  48. Yo no tuve el placer de conocer sus letras, pero sí vi en algún comentario la intensidad de su mirada. Siempre es un golpe la muerte de un amigo. Lo siento mucho Ángela.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  49. Buen legado:·
    "Un poeta canalla, un malabarista de los versos, un domador de huracanes, un romántico en definitiva",

    Saludos

    ResponderEliminar
  50. Hola Ángela, no conocía el blog de Julio, pero es seguro que sigue escribiendo desde algún lugar para "tus ojos de mar", como decís solía llamarte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si seguro, aunque consuela muy poco eso, pero muchas gracias.

      Eliminar
  51. Hola Ángela, no conocía el blog de Julio pero te puedo entender en parte, como te sientes.

    En cualquier caso, las palabras y los bellos momentos quedan siempre para nuestro recuerdo y para dar paz a nuestra alma.

    Gran gesto por tu parte, dice mucho de tu persona.

    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  52. Lo han dicho con anterioridad, siempre quedará el poeta.
    Besos, Ángela, a veces pienso que esta vida nos la brinda la muerte y ella es la única realidad

    ResponderEliminar
  53. Gracias Teresa, gracias.

    un abrazo, y espero que esa despedida tuya sea breve.

    ResponderEliminar
  54. Amo siniestro, Julio se ha ido, pero como todos los poetas ha dejado una estela hermosa...

    gracias.

    ResponderEliminar
  55. Roberto, echaré de menos su forma simpática y cariñosa de despedirse al acabar un comentario.

    Pero me quedan muchos amigos por aquí, y os debo mimar mucho...

    ResponderEliminar
  56. Francisco, sé que todos me entendéis.
    Todos hemos perdido amigos por aquí.
    De una manera u otra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Luis, mi niño Luis..., a ti qué te voy a decir...

    que tú no sepas.

    mil abrazos.

    ResponderEliminar
  58. La unión existente en este mundo, tan poco terrenal, entre personas tan distintas y tan distantes, a través de nuestras propias obras, es admirable: Nos es dado no sólo palpar el ritmo de la creación, sino el de todas las cosas buenas de cada uno de nosotros.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  59. Hola Angela buenas tardes y tristes para mi, no sabía nada de su muerte, algo me parecia raro porque el siempre estaba a cualquier hora momento o lugar.
    Tuve la dicha de conocerlo y llevarnos de maravilla, sabes fue mi primer seguidor y me daba aliento a que siguiera con mis letras, una tristeza enorme invade mi corazón tengo plasmado cada uno de sus comentarios y de su calida picardia que ponia al hacerlos,pues tu llegastes a mi a traves de el, también se de la relasion que tenia contigo hasta daba gracia hacian de un comentario un chat tan ameno, el desia que tu lo corrigieras y eso daba lugar a entrar para leerlos a ambos, no creo poder reponerme de esta perdida, se nos fue "UN GRANDE" pero el poeta nunca muere.
    "JULIO DONDE QUIERA QUE ESTES SIEMPRE VIVIRAS EN MI"
    No es un Adios es un hasta pronto.

    ResponderEliminar
  60. El conocimiento:

    si, estos mundos de la red son curiosos. Yo he tenido la dicha de recalar en algunos puertos muy interesantes, y de conocer a gente estupenda que me está aportando mucho, por supuesto uno de ellos eres tú.
    Sé que no es lo mismo un abrazo dado que un abrazo contado, pero las palabras a veces son el mejor bálsamo para un corazón dolorido.
    Gracias, amigo mortal.

    ResponderEliminar
  61. Claribel, sí, sé que tú también le apreciabas mucho, y es cierto que yo encontré algunos blog interesantes gracias a él (el tuyo) y él entró en algunos recomendados o seguidos por mi. Eso por aquí funciona así.
    No recuerdo cómo encontré su blog, UniVerso, que caminos seguí..., pero en todo caso sé que lo echaremos de menos. Un abrazo muy grande, niña.

    ResponderEliminar
  62. Lo siento mucho, angelote.
    No conocía a este hombre pero debía ser alguien excepcional.
    Rezaré una oración por su alma, pero no creo que lo necesite...
    Y tú cuídate todo lo que puedas, para acabar con esa gripe puñetera!
    Abrazote y rosas blancas.
    Rita

    ResponderEliminar
  63. Gracias Rita, y sí, Julio era un ser excepcional, y lamentamos mucho su perdida. La de poemas preciosos que nos vamos a perder..., ¡ay!

    ResponderEliminar