miércoles, 21 de noviembre de 2012

La margarita del diablo. Patti Smith en concierto.


A los que no sois de Barcelona, a los que no habéis visto nunca el Palau de la Música, sólo puedo deciros que es una maravilla. Es precioso por fuera y mágico y espectacular por dentro.
Pero si encima la visita a esa maravilla es por un concierto de Patti Smith el asunto mejora hasta límites insospechados. 

Llegó puntual, entró dulce y femenina, simpática porque lo es, grande, con su sempiterna indumentaria, la de siempre: tejanos, botas, chaleco, camiseta y americana oscura. Para mí, que la llevo escuchando, amando, adorando tantos años fue como para un creyente ver al Papa (que nadie se escandalice por el símil); para mí, que me he dejado tantas conversaciones a medias, que he dejado a la gente con la palabra en la boca para irme a bailar como una posesa Rock and Roll Nigger o Gloria o su orgásmico  Land, para mí, que me he leído su biografía de cabo a rabo, fue grande, grande, grandeverla en directo.  Un momento de los que uno atesora en un rincón del corazón toda la vida. Presentó su disco Banga (una referencia a El maestro y la margarita de Mijail Bulgákov), tomando el nombre de Banga por el perro de la novela (motivo supongo por el que nos puso a todos a ladrar y a aullar a su antojo); presentó asimismo una canción dedicada a la fallecida Amy Winehouse, fallecida en 2011 mientras Patti tocaba en Madrid, a la que dedicó un poema que luego se hizo canción, un tema precioso y conmovedor. También recordó a Robert Mapplethorpe, Bolaño..., y Rimbaud flotó por la sala toda la noche.

El publico aguardó, sentadito y modosito, (demasiado para mi gusto, que me hervía la sangre ya con Because the Nigth), hasta que una voz en la oscuridad gritó: ¡¡Horses, Patti, Horses!! Sonrió, femenina y entonces…, entonces la fiera guardada, la pantera, la mujer que escupe, comenzó despacio, despacio, porque señores esa canción es como un orgasmo, lento, lento, in crescendo, el público de pie, frenético, todos, mayores y jóvenes, seguidores de toda la vida, aclamándola “Sí Patti, más, más”,  las luces cambiando de rojo a azul, de azul a rosa, y ella nos tenía en sus manos, completamente locos, saltando, cantando con ella, adorándola. Es la margarita que luce el diablo en su solapa. Se transformó en algún momento, ya no era femenina, ya no era dulce, era un animal hipnótico que nos llevó hasta el cielo; todo el público de pie (faltaron los mecheros y los canutos ¡ay qué tiempos!) todo el publico cantando con ella, hasta el final, hasta el clímax que alcanzamos cuando enlazó Horses con Gloria, y ya de ahí al cielo. Fue bestial. Aplaudimos tanto que no sé cómo no se desprendieron los bellos adornos del techo.
Y luego se fue…, tímida, como quien no ha roto un plato en su vida, pero yo que la conozco, que le he visto los ojos de fiera sé que la margarita a veces se convierte en un diablo muy sugestivo.


Bravo Patti, y gracias por una noche mágica.









34 comentarios:

  1. Y ahora me dirás que eres un Toro barcelonés...

    :)

    ResponderEliminar
  2. El paso del tiempo es demoledor y no suelo ser nostálgico con mis gustos musicales porque no puedo parar de escudriñar y descubrir todo tipo de sensaciones en el mundo de la música, pero ella, Patti, me la sigo chutando en mis noches de licantropía. Auh, Auuuuh, Auuuuuuuuuh!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Si? ¿te gusta Patti Smith? ¡¡viva mi Funambulus maravilloso!!

    :)

    ResponderEliminar
  4. Pues mis gustos derivan cada día de un lado para otro, he evolucionado muchísimo en mis gustos musicales y he descubierto grandes grupos, entre ellos Muse, pero ella..., me gustará siempre.
    Es que tiene algo muy provocador, algo que me hace levantar, me posee y ya no soy yo.

    ResponderEliminar
  5. Ángela, referente a los cambios de tus gustos, somos todos testigos (cuántas veces has modificado la estética de tu blog???), y disfrutamos de ello. Me gusta que te guste el cambio y la música que quieras y el Palau de la Música que sí es monumental y tu sonrisa y tus ojos y tus letras...
    Un besazo.
    A.M.A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡aaaahhh siento lo de los cambios constantes en el blog! es que cuando llevo unos días con el mismo me aburro...
      ¡¡Petra, muchas gracias!! Tengo una foto que hice del Palau por dentro, en cuanto compruebe su calidad la cuelgo.
      mil besos y gracias por venir.

      Eliminar
  6. Lindo y con tu estilo de siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. !!Hola,Ángela!!

    Solo te puedo decir,q me das envidia sana,q va,me das envidia cochina jajajaja
    ojala la hubiera visto en directo,eso ha sido una gozada.
    he escuchado la canción dos veces.
    bravo,Ángela,me has dado la alegría de la noche.Oh yeahhhhhhhh.

    "Q venga el tiempo de nuestros sueños", escribió Arthur Rimbaud en la canción de la torre más alta. Son las palabras q eligió Patti Smith para la última página de su libro.Te la dedico,preciosa.Muchísimos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Esta mujer tiene un directo de la hostia!!! Celeste, es magnífica, ya imaginaba que su directo sería bueno, pero es que es increíble, tiene una voz..., uf.
      En cuanto a Rimbaud, pues cuando estaba allí pensé "mierda, podría haberle traído un libro de él que sé que le gusta muchísimo, con una notita mía de agradecimiento"..., pero lo pensé tarde. Bueno si el año que viene vuelve a Barcelona igual se lo llevo.

      Eliminar
  8. Pon una Patti Smith en tu vida y esta, aunque uno no quiera, se eleva.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues tú podrías haber ido, barcelonés, jaja

      Bueno, Patti era una asignatura pendiente, ahora a ver si puedo ver a Muse...
      Un beso, Igor.

      Eliminar
  9. Gracias por compartir tan maravillosa experiencia, que pena no haber estado allí, pués una de mis grandes pasiones aparte de la poesía es la música rock y por supuesto Patti está entre mis favoritas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estuvo magnífica, José. Mereció la pena.

      :)un abrazo. no sé, me apetecía compartirlo con vosotros...

      Eliminar
  10. Qué bueno Ángela!!! La verdad que ver a un artista que a uno le encanta en el Palau de la música tiene que ser lo más. El sitio es increíble (pasé cualquier cantidad de veces por fuera, y ni te digo la de fotos que vi, no sé por qué cuando vivía en Barcelona no entré, de hecho ni siquiera sé si se puede visitar). Me imagino la magia del momento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo sé Eva si se puede visitar, pero pienso que sí.
      Hice algunas fotos del escenario, pero no son de muy buena calidad, veré de colgar alguna para que veáis que maravilla. Esa zona barcelonesa es muy chula ¿verdad?

      Sí, tenía muchas ganas de ir a un concierto de Patti, al del año pasado al final no puede ir.Es una pantera en el escenario jaja cuando comenzó a escupir fue glorioso, porque fue cuando se desmelenó del todo!!
      En todo caso yo salí con una sonrisa de pava...

      Eliminar
  11. La música, eterna compañera de la vida.
    Me ha gustado leerte estas sensaciones, y las conozco bien. Algún día nos fumaremos juntos un porro, mientras tanto te dejo aquí unos besos, Ángela oscura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, la verdad es que la redacción no está muy cuidada, pero salió del corazón y siempre suelo respetar eso.
      La música tiene un efecto reparador en mi, depende del momento me inspira, me anima, me entristece, bueno, supongo que como a todo el mundo jaja.
      ¡¡Claro que si, Luis, ese canuto queda prometido!!
      Un abracito.

      Eliminar
  12. Guau..qué relato más bestia! Me ha penetrado toda tu pasión al narrarlo! Me encantó!(más que Patti???ejejeje..)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡luna! ya, se me fue un poco la olla al escribirlo, y como me suele suceder en momentos de exaltación inspiradora lo colgué sin repasarlo...uf.
      Pero si te he trasmitido la pasión del momento, a mi ya me vale.
      Un abrazo grande.:)

      Eliminar
  13. Bestia de bestial..eh???? es que así lo sentí!!

    ResponderEliminar
  14. Ángela:
    Aunque parezca mentira, hasta este post no sabía que existiera esa cantante.
    Por lo visto las compañías discográficas no le dieron difusión en mi país como para que hubiera llegado a mis oídos. Es entendible, habida cuenta de la temática de sus temas.
    Según me informé, introdujo a los poetas franceses del Siglo XIX en la música joven; aquí ya lo habia hecho Luis Alberto Spinetta, en 1973, con su long play "Artaud" (algunos sostienen que es el mejor disco LP de la música argentina).
    Mas allá de todas estas apreciaciones, me pareció buenísimo que hayas disfrutado tanto el recital de esa artista, que por lo visto tiene honda significación en tu vida.
    Te mando un beso metralleta, como repique de tambor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es lo bueno de los blogs, que compartimos experiencias y nos enriquecemos.
      Escucharé a Luis A. Spinetta.

      Eliminar
  15. Hola Ángela, jolín parece que yo hubiera estado ahí. Me estaba encendiendo poco a poco!!. Gracias por descubrirme a Patti!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias, mi amigo fotógrafo.Es todo un placer escuchar eso.

      besos.:)

      Eliminar
  16. Vaya... es el relato de una pasión. Me encanta. He estado muchas veces en el palau de la música y es maravilloso, aunque a veces, como el entorno impone, hace que la gente sea demasiado formal.

    Una noche mágica sin duda. La canción es buenísima, ya he visto el vídeo tres veces, aunque reconozco que no la conocía.

    Un beso, Ángela.

    ResponderEliminar
  17. http://www.youtube.com/watch?v=DLIkM4wvcC8

    bua, pues te recomiendo esta también, es cañera totalmente.
    No obstante Patti tiene muchas canciones lentas, y sigue siendo igual de seductora. Tiene una de U2 versionada a su manera, estupenda, a ver si la encuentro y te la añado para que la escuches.

    jaja al final, todos vais a conocer a Patti Smith.
    Gracias M. un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Como siempre, eres capaz de transmitir la esencia de ese ambiente a los que te leemos. Y transmites también la excitación salvaje del auténtico Rock and Roll, la fuerza de esta mujer que parece inmortal y es capaz de poner de pie a todo el público. Has hecho que me sintiera ahí , angelote, y eso siempre te lo agradeceré. Abrazo de oso.
    Rita

    ResponderEliminar
  19. Preciosa, lo ideal hubiera sido verlo contigo, y compartir luego un canuto y hablar y hablar y reírnos, pero estás lejos...


    ResponderEliminar
  20. Grande Patti!!!...yo en Madrid vi a su buen amigo Bruce, y me acorde de ella con el "Because the night".
    Oye, excelente crónica, eh??

    ResponderEliminar
  21. Grande Patti!!!...yo en Madrid vi a su buen amigo Bruce, y me acorde de ella con el "Because the night".
    Oye, excelente crónica, eh??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mal no recuerdo, creo que pulula por ahí un vídeo en la que cantan esa canción Patti, Bruce y Bono de U2.
      Gracias Antonio, la crítica no vale mucho, no está corregida ni pensada, pero a veces la pasión, la ilusión también valen ¿no? Eso y tener grandes amigos como vosotros.
      Un abrazo grande, Castelo.

      Eliminar