jueves, 28 de marzo de 2013

Si tú me dices ven..., igual te mando al carajo.






Hoy estoy algo cansada de cuentos, de todos los cuentos en general, hoy estoy tan ofuscada, indignada, asqueada con el ser humano y sus vilezas que si me muerdo la lengua seguro que moriré emponzoñada, verde, convulsa de rabia. El ser humano es malo por naturaleza, es aprovechado, egoísta, interesado, mentiroso, hipócrita y  más cosas que no diré, porque una es una dama y hoy me he perfumado. Nuestro ombligo. Ese orificio redondo como un astro, tierno y centrado, ese hemisferio lujurioso que separa nuestra humanidad en dos partes. Son los alrededores rosados y tiernos de nuestro ombligo lo único que nos interesa, todo aquello que se salga de esa deliciosa delimitación aterciopelada no cuenta, o cuenta poco. Hoy estoy cansada de ofrecerme, de prestarme para ser depósito cálido de lágrimas ajenas, hoy estoy exhausta de escuchar (que no oír), de tragar saliva, de evitar esa palabra dura; hoy es un buen día para dar un portazo que suene a signo de interrogación. Hoy me pide el cuerpo ser tan mala que me llevaría hasta el agua de los floreros abandonando a los tiernos tallos a su suerte y a su sed. Hoy me apetece dar un taconazo en el suelo y exclamar que estoy hasta los cojones de cuentos y vainas y milongas y sutilezas. Hoy es un buen día para insultar a Blancanieves y decirle que en el fondo era una guarra, porque dormía con siete  enanos superdotados, y que ya está bien de hacerse la dormida para que la despierten con un beso con lengua, y de paso decirle a la jorobada bruja que el tema de la manzana ya está muy visto y que viene siendo sólo una excusa para participar en la orgía.  En un día putrefacto como hoy me pide el cuerpo decirle a Cenicienta que se joda, que al menos a ella el cuento le ofrece un final con carroza y un bello príncipe con mallas (aunque algo plumífero y aflautado), un vestido maravilloso, y que sí, que es cierto, que limpiaba chimeneas y cobertizos llenos de mierda, pero hoy la gente lo hace por cuatro duros y sin final feliz (del final feliz ya hablaremos otro día). Hoy no me trago ya ni una mirada que parezca limpia, hoy no me desarmará la cadencia de tus palabras, no me derretirán tus eses ni tus lindezas; si hoy me llamas flaca no se me caerán las bragas. Estoy blindada para tus poemas de amor. Hoy si tú me dices ven, puede que te mande a la mierda.
Creo que hoy la vida me ha dotado de rayos X, creo que hoy te veo, creo que hoy puedo separar la paja del grano, creo que hoy no me vas a engañar.

¿Hago hoy una lista de lo que me jode?¿Me hablareis después? 

Puede que me joda ser una loca nostálgica, romántica y algo chapada a la antigua, puede que me joda que todo ruede tan rápido, que los amores ya no sean tras la reja, que el buzón sólo contenga frías e impersonales cartas de publicidad, o lacerantes y amenazadores recibos del banco. Puede que sólo sea una loca que mira tras las cortinas del balcón y  sueñe con calesas chirriantes entre la niebla londinense.
Lo siento, sólo soy una mujer que se quiebra ante los colores rosados y blanco de un almendro en flor.
Puede que me haya equivocado de siglo, puede que siempre vague perdida, puede que nunca sepa qué decir, puede que nadie me entienda, puede que siempre llore en un rincón,  puede que siempre te ame igual. Puede que nunca sepas que existo. Puede que siempre me joda todo. Puede que siempre me sienta fuera de tiesto.





61 comentarios:

  1. Uy cómo te entiendo hoy, Ángela. Has escrito lo mismo que en algunos momento siento, clavadito oye!! Qué arte tienes para mandarlo todo a freir monas y con elegancia perfumada.
    Un abrazo, corazón.

    P.D.- Mañana será otro día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ayer estaba muy muy cabreada. Al final escribir sigue siendo mi mejor terapia. Con este genio mio, si no escribo soy capaz de lo peor...

      gracias, preciosa. Un abrazo de los grandes.

      Eliminar
  2. Pero a pesar de todo eso, sigues siendo tú, en lo blanco y en lo negro, en lo bueno y en lo malo.
    Tu protagonista "es y está", y quizás a pesar tuyo, /su autora), porque la has dado vida y tal vez, por eso ahora se lamenta, (o puede que nos tome el pelo a todos, incluso a ti, su autora...)
    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy yo y mi circunstancia, que dijo aquel grande...

      Lo que escribo nunca me dará de comer,de momento, pero me sirve de desahogo.

      Mis personajes me odian, lo sé.

      Rafael, sos grande.

      Eliminar
  3. Ángela:
    El amor no correspondido genera una frustración muy grande y en tal situación, no es de extrañar que todo parezca insoportable.
    Padecer de pena de amores puede llevar a una persona hacia acciones extremas e increíbles: matar y morir no escapa a estas opciones.
    Un beso metralleta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, yo soy incapaz de matar una mosca; pero mira, he llegado a casa muy cabreada y en lugar de romper la vajilla me he puesto a escribir, el resultado es mejor: mi vajilla está reluciente y mis tripas más tranquilas.

      Un besazo, amigo mio, me tenías abandonadita. :(

      Eliminar
    2. Ángela:
      En realidad, he abandonado todo desde hace unos cuantos días atrás; todo por culpa de problemas de salud, que me tenían agotado.
      Ahora estoy mejor y he vuelto a visitar los blogs de mis amigas y amigos.
      Que pases unas felices Pascuas junto a tus afectos.
      Besos.

      Eliminar
    3. Cuánto lo siento, amigo mio. Espero que estés mucho mejor y que vengas con ganas de escribir y de recibir cuatrocientos mil besos míos. Todos de metralleta, por supuesto, que son los más castos. Cuídate mucho, por favor.

      Eliminar
  4. Joder niña! Esto podría haberlo escrito yo ayer a eso de las 01.00 cuando cogía mi maleta y me marchaba dando un portazo de interrogación... De esos que tanto le gustan a Sabina.

    Espero que este desahogo te haya servido, al menos, de vomitorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me ha servido si.

      Que te quiero un montón, Anita.

      Eliminar
    2. Ya sabes que es mutuo, niña...

      Eliminar
  5. Angela, "ven" y dímelo al oído, seguro que sonara a oda magistral, a ensueño de violines y todo ese sentimiento de frustración se convertirá en arrullo suave al influjo de tus palabras.
    Te dejo un gran abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ese abracito me viene muy bien, gracias...:)

      Eliminar
  6. Lo siento.
    No me convencerás.
    Te pongas como te pongas no vamos a quedar para tomar un café.
    Tendrás que superarlo Ángela.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú te lo pierdes, pensaba vestirme de rojo y calzar unos tacones de vértigo, para que, en el caso de tropezar, me tomases entre tus astas, digo entre tus brazos.

      ;)

      Eliminar
  7. Peor me lo pones.
    Parecerías un tomate con zancos.

    Que no!!!
    Y se acabó!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Bere, si te sigues metiendo con toro, te amonestaré, que lo sepas. A él sólo puedo insultarle yo.

      Toro, me haré un llavero con tu atributo de bestia negra si me sigues rechazando ese café.

      Eliminar
    3. Que mala es Berenice.
      Está viva?

      Un llavero?
      Deberías cargarlo en el hombro y ni así podrías.

      Eliminar
  8. Cuando estoy enfadada, enojada, cabreada hasta los cojones como vos decís, entonces tomo mi cacerola negra. Le pongo agua sucia de los charcos, cazo unas ranas esquizofrénicas, las despellejo y las pongo dentro cuando el agua bulle; añado suciedad atrasada de mis uñas de bruja, cera de los oídos, o sea un tapón de esos que consiguen que los políticos no escuchen ¿me entendés? semen de toro, rabo de lagartija (aunque me vale cualquier rabo) y algunos cabellos púbicos.
    Mano de santo, piba.

    ResponderEliminar
  9. Nunca he visto un cabreo tan bien expresado. Todo lo que apuntas es motivo de indignación. Me sumo a tu protesta y te envío un abrazo de complicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sumarte Clara jaja

      y ese abrazo me lo quedo enterito, pa mi sola. :)

      Eliminar
  10. Pues muy bueno, Angela (cualquiera dice lo contrario), y que comparto contigo ascos y rabias, y fobias e instintos...con lo cual, si eso, cuando me compre el Kalasnikov, o la "recorta", te encargo otro a ti y nos vamos de "fiés"...hace??
    Un saludo chungo, colega :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hace, hace...


      saludo chungo, si señor


      jajaja un besazo.

      Eliminar
  11. Te has quedao a gusto hija. Fantástico!! yo te entiendo perfectamente y me siento totalmente identificada contigo. Blancanieves era un putón verbenero y tonta del culo encima, y de la Ceni mejor no hablo jajajajaja.
    El título me ha encantado, has sido super sutil... jajajaja.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espera, que aún me quedan cartuchos sin usar... jeje

      Eliminar
  12. Qué manera de expresar sentimientos!
    Si el estar cansada, ofuscada, indignada, asqueada, etc., te hace escribir así, por mi parte quiero que siempre estés de esta manera, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Siempre digo que algunos estaríamos encerrados en un psiquiátrico si no fuera por la escritura y el desahogo terapéutico que conlleva jaja

    No sé si te gustaría verme cabreada, parezco toda yo las furias del mar.

    Saludillos.

    ResponderEliminar
  14. Pues supongo que te habrás quedado más descansada, es buena terapia cagarte en todo, desahoga, supongo que quien más quien menos hasta nos sentimos reflejados en tus "cagoentodo", pero quizá hasta sea egoísta atribuirnos alguna frase de tu escrito :)

    Besos y ánimos.

    ResponderEliminar
  15. Lo bueno es que ese hastío pasa, y vuelves a encarrilar tu vida, tal vez después de algunos cambios. Y vuelves a quebrarte infinitas veces ante los colores rosados y blancos de un almendro en flor. Lo esencial es que sigas siendo fiel a ti misma. Y la poesía es un buen escudo contra la maldad de los otros, eso seguro. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Pero cuando uno está hasta la coronilla de cuentos, siempre encuentra un refugio como este sitio, un lugar al que exiliarse, aprender disfrutando y etcéteras varios... Y si decidiera dejar de intentar escribir y finalizara con una lista de las cosas que me joden, no me hablaría ni yo...

    Visto lo leído, me has hecho pasar un buen rato. Voy a por otro café dominical...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario, te he raptado y te he traído hasta mi blog. Ahí te tengo, a mi derecha con mis demás favoritos.

      Leí tu relato sobre el librero, y me pareció magnífico.

      Eliminar
  17. Pero cuando uno está hasta la coronilla de cuentos, siempre encuentra un refugio como este sitio, un lugar al que exiliarse, aprender disfrutando y etcéteras varios... Y si decidiera dejar de intentar escribir y finalizara con una lista de las cosas que me joden, no me hablaría ni yo...

    Visto lo leído, me has hecho pasar un buen rato. Voy a por otro café dominical...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Tú lo has escrito (¡y cómo!).
    Yo, con tu permiso, hago mías todas y cada una de tus palabras.
    Será que yo también estoy fuera de tiesto, pero ¿acaso no sueñan las plantas con caminar?
    Besos, abrazos, y aplausos.

    ResponderEliminar
  19. jajaja, te sienta bein mosquearte, te haces más poética.

    Besos, feliz semana, no es malo ser humano, lo malo es no Ser .

    Es bueno ser humanos, besos. Bella entrada.

    Me gustó, enhorabuena Ángela.

    Me haces sonreir, :). Lindas letras.

    Y bueno si estas enfadada con algo, no me parece mal... de hecho me parece hasta bien y todo...

    Enfádate¡¡.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por darme permiso jaja!

      Amapola bonita.

      Eliminar
  20. Me encanta tu humor y tu mala leche.Mezclados mas.

    Eso de hacerte la durita no te peqa pero te lo perdono por ser tú.

    Eres especial amiga.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Ante estas palabras tuyas sólo puedo darte las gracias y mandarte un abrazo.

      ¡Me caes bien!:)

      guapo.

      Eliminar
  21. Y esa manía tuya de borrar mis comentarios...

    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te comportas como una chica buena te sacaré una tarde del psiquiátrico y te llevaré a ese cementerio que tanto te gusta, allí podremos colocar flores negras sobre las tumbas y escribir algún poema, juntas, como antes. Pero debes ser una buena chica y no provocar ni escandalizar a mis seguidores.

      ¿si?

      Eliminar
  22. Pienso muy a menudo lo mismo del ser humano, de hecho suelo decir bastante lo de que no pasamos de mirarnos el pupo (así se le llama al ombligo en Argentina) y que nos importa 3 pepinos el pupo ajeno.
    En fin...
    A mí lo de mandar a todos los personajes de cuentos al carajo me parece muy bien, me uno Ángela...
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pupo, ¡que expresión tan tierna!

      Pues eso, que al final todos tenemos ese vicio, el de mirarnos nuestro pupo y no prestar atención al pupo ajeno...

      jaja me encanta el palabro. Un besazo, Eva.

      Eliminar
  23. Ángela, hasta cabreada da gusto leerte; pero la lista que has hecho es cortita. Eso no es "ná". Mira, mano de santo: despotrica con Pinocho y Hansel y Gretel y luego me cuentas. Que no me lo quiero perder. Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pinocho..., sí... que le crecía la nariz cuando mentía ¿verdad? joder, Gum, si le creciera la nariz a todo aquel que miente, los telediarios serían muy muy divertidos jeje

      Eliminar
  24. Perdona Ángela si este comentario no tiene que ver con la divertida entrada pero tengo una pregunta que hacerte y no me voy a quedar a gusto si no la hago. He leído en el blog de Maite N. que eres su amiga, está es la pregunta: ¿es que pertenecéis a algún club de las mujeres más guapas de España?
    Si no lo consideras oportuno puedes borrarlo. Disculpas otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo voy a borrar algo tan lindo? ni mucho menos. Muchas gracias Pitt. Sí, Maite y yo somos amigas y además hace muy poco tuvimos la suerte de encontrarnos en Barcelona y darnos un abrazo.

      :)

      Eliminar
  25. Creo que no te has equivocado de siglo, besos,
    por favor¡¡¡

    Imagínate en un siglo de esos en los que a las mujeres se nos prohibiera hasta escribir¡¡¡

    Solo imagínatelo, por favor, verás que emoción¡¡¡

    Igual se te pasa hasta el enfado.

    En serio, es un gustazo leerte, besos.

    ResponderEliminar
  26. Bah, a mi me hubieran quemado por bruja, seguro.

    Amapola linda, muchas gracias. Un besazo.

    ResponderEliminar
  27. Joder Ángela, Qué pasada. Tu cabreo ha quedado muy bien expresado, no hay duda de que lo estabas (cabreada) porque yo soy de los que creen que algunas cosas no pueden expresarse si no lo sientes.
    A veces las cosas son una mierda. Hay quien se desahoga con un saco de boxeo y hay quien deja salir su rabia escribiendo. Yo prefiero que escribas, claro, siempre puedo aprender y además, me gusta el placer sublime de quedarme a menudo con la boca abierta.

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, M, cuando lo escribí estaba muy cabreada, tanto que de mis dedos salía humo mientras iba tecleando. Afortunadamente escribir es una especie de bálsamo reparador. Sí, me deja tan bien como ese saco de boxeo. De todas maneras si ese día lo hubiese tenido (el saco) también le hubiese caído una buena tunda de palos jeje
      Besazo para ti.

      Eliminar
  28. Todos y todas estamos en el siglo equivocado, y en el continente erróneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (suspiro) que bien me entendéis, carajo.

      Eliminar
  29. Pero, mientras los almendros sigan floreciendo en invierno, las amapolas y los naranjos en primavera, los jazmines en verano y los recuerdos en otoño, a mi no me importa haberme equivocado de siglo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mientras eso siga sucediendo yo también me conformo.

      ?ves? recibir una carta sin firma (anónimo)es algo que me parece muy misterioso, muy romántico. Lo dicho...¡ay! aquellas cartas de amor perfumadas, latiendo dentro de la oscuridad de un buzón clavado en un cruce de caminos...

      Eliminar
  30. Yo puedo afirmar que los sueños se cumplen, incluso aquellos que tenemos en la más tierna infancia. Hace más o menos ya tres lustros me fuí a trabajar a Disney Paris y allí conocí a Blancanieves, ¡TREMENDA BÚLGARA! Tuve la suerte de ser su Príncipe azúl durante casi tres meses. Jamás olvidaré esto ni que me hubiese puesto los tarros con el puto Goofy, un chulo italiano.

    Vale que la vida no es perfecta, pero adoro la cantidad de momentos maravillososo que me ha regalado. Ahora mismo sigo soñando para que me devuelva la fé en el amor que se describe en los cuentos de hadas, sin Goofys que acaben jodiendolo todo.

    Un abrazo y un bico,

    Rato Raro

    ResponderEliminar
  31. Dame la dirección de ese Goofy, que le mando un sicario amigo de mi padre. E un mondo dificcille, incierto...

    un abrazo, raro, rarito de mi vida. ¿Te gustaba Blancanieves cuando eras chiquito? Yo sigo enamorada hasta las trancas de Clint Eastwood.

    ResponderEliminar
  32. Xd, te entiendo y debo recordarme no discutir contigo nunca, nunca...:)

    Te deseo, que olvides esos momentos y tengas otros mejores que este.

    Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja que nooo, que soy un pedacito de pan, en serio. Un abrazo.

      Eliminar