martes, 6 de diciembre de 2016

Vómito


Llovió con rabia durante un mes entero. Al principio la tierra absorbió el agua con avaricia, pero cuando no pudo más la dejó correr y el agua se coló por todos lados, buscando otra boca y otro estómago.
Una noche se oyó una náusea en forma de temblor. Tras la náusea llegaron las explosiones sincronizadas.
—¿Qué ha sido eso?— gritó alguien asomado al balcón.
—¡Son las tapas de las alcantarillas! ¡Han salido disparadas!— contestó otro.
«Las cloacas», pensó el anciano, mirando con tristeza tras los visillos, «han vomitado las cloacas». Y se tapó los ojos para no ver lo que vendría después. De aquellas bocas negras salieron flotando ciento diecinueve cadáveres putrefactos. La obra de toda una vida.


29 comentarios:

  1. Angela! Excelente tu micro! Me ha encantado! Preciosa la imagen que acompaña este texto que te va "calando" lentamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias luni. Tú vigila el alcantarillado de tu casa, no sea que salga la obra de toda mi vida en la siguiente lluvia torrencial. Si ves muertitos son mios.

      Eliminar
  2. Qué final! Muy pero que muy bueno este microrelato.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Brutalmente bueno el micrirelato Angela. besito

    ResponderEliminar
  4. Es un micro excelente, Ángela. Tremendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi bruto amigo. Sabia que esa imagen putrefacta a ti te iba a gustar.

      Eliminar
  5. Muy bueno, Angela! El alcantarillado hizo justicia. Saludos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad casi siempre sale a flote. Y putrefacta en este caso jajaja Saludos, Borgo.

      Eliminar
  6. Uff!!! Me encantaría saber qué podría pasar después. ¿No es el inicio de un gran relato?

    ResponderEliminar
  7. Imponente!! El vómito es sólo el comienzo de algo más.
    Besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Las cloacas de la mente asesina.
    Buen micro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme Torcuato. Por cierto, tienes un blog genial ;)

      Eliminar
  9. ¡Excelente y tremendo, Ángela! Como para sacudir por dentro. Ya extrañaba tus relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo muy grande, Lili. Yo siempre ando por aquí...

      Eliminar
  10. Que genialidad, Angela, lograr con una pincelada escatológica tan excelente relato. Mis felicitaciones y admiración. Gracias por compartir tus letras, te seguiré leyendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh que feliz me hace leer eso, Alejandro. Muchas gracias. Nos leemos.

      Eliminar
  11. Muchas gracias gente! Un abrazo enorme para todos.

    ResponderEliminar
  12. Un micro digno de ti, con un final brutal. Enhorabuena amiga.

    ResponderEliminar
  13. Es un principio más que interesante (a parte de bien escrito). Me gustaría saber si tiene continuidad o eres como yo que lo deja todo a medias...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Creo que soy como tú, Eki. De todas maneras esta historia se ha quedado rondando en mi cabeza, así que de alguna manera saldrá. Gracias, compi. Un abrazo.

    ResponderEliminar