lunes, 21 de agosto de 2017

Enero, febrero, marzo, abril...

–Creo que con doce será suficiente.Tal vez dieciocho –le dijo el doctor a aquel sujeto de hombros caídos, alargándole el remedio.
–¿Lo cree usted de veras? ¿Y me pondré mejor?
–Delo por hecho, amigo.
–¿Y cuándo vuelvo? Tal vez debería darme una fecha concreta, ya sabe usted cómo se colapsa luego todo.
El médico, despistado como todos los sabios, alargó la mano para tomar un objeto de su mesa, y no hallándolo se echó a reír.
–Me parece que la solución está en sus manos.

8 comentarios:

  1. ¿Doce meses? ¿No es muy poco tiempo? :D

    No lo he pillado hasta que no he releído el título. No estoy muy fino.

    Por cierto, cambia la tilde para el cuándo.

    Besos
    Isma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...

      Cambia también la tilde para el cómo que sigue :P.

      Isma

      Eliminar
  2. He puesto doce por poner algo, pero ya amplié el plazo. Como no somos iguales cada cual necesita un tiempo diferente. Puede ser ese o diez años o toda la vida, o un minuto. Gracias por la tilde y por ese mensaje rápido y reconfortante.

    ResponderEliminar
  3. Dios bendito. Soy un jodido desastre.

    ResponderEliminar
  4. Un cleptómano?????

    No te habrás chalao, verdad?

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Jaajajaja Sí, me da la impresión de que se entiende poco. En definitiva lo que quería contar con esta basurilla es que el tiempo todo lo cura. No sé, el tema del atentado me tiene un poco triste, tal vez por eso salió esto. Por otro lado, torillo, el dia que deje de estar chalada me parce que me vas a querer menos.

    ResponderEliminar
  6. Si un día te vuelves "normal" a mí ya no me hables.
    Ni mucho menos me escribas esos mails calenturientos con los que abarrotas mi correo electrónico...

    :P

    ResponderEliminar
  7. Lo primero lo prometo. De los mails calenturientos la culpa la tienes tú por ser tan jodidamente sexi.

    ResponderEliminar